4 playas en Palma de Mallorca para enamorarte de este paraíso.

4 playas en Palma de Mallorca para enamorarte de este paraíso.

Las playas en Palma de Mallorca son posiblemente uno de los mayores atractivos de esta isla, peor no el único. Aquí les acerco mi experiencia en esta isla  que bien vale la pena visitar.

 

Viaje de chicas y las playas de Palma de Mallorca

En agosto de 2018 tuve la oportunidad de hacer un viaje inolvidable a Palma de Mallorca. No estaba en mis planes viajeros visitar este destino paradisiaco, lo que hizo que sea aún mejor.

Fue un viaje de chicas, planeado sin mucho anticipo, pero sí con todo lo necesario para poder pasarla increíble y recargar pilas frente al mar.

En esta guía, les quiero compartir las mejores playas en Palma de Mallorca para recorrer en auto y disfrutar del verano europeo; pero antes de empezar con los días de playa, les dejo unas recomendaciones para organizar el viaje.

 

Información práctica:

Cómo moverte:

Alquilar un auto es lo más práctico y económico para poder disfrutar de la isla. Se puede utilizar el transporte público, pero siempre es mejor manejar el tiempo a nuestro antojo.

El alquiler de un auto puede comenzar en los 50 euros diarios (va a variar de acuerdo a la temporada, cantidad de personas y días de alquiler). No piensen en el dinero, piensen en el beneficio.

 

Alojamiento:

Hay hostels en el centro de Palma que son económicos, pero en Airbnb se puede conseguir un buen departamentocerca de la playa y con muchas más comodidades. Nosotras nos alojamos cerca de la Cala Major y fue un excelente acierto.

 

Compras:

Nuestro mayor acierto fue tener una heladerita bien equipada desde la mañana. Antes de arrancar el día, íbamos al súper o despensa que teníamos cerca y nos organizábamos para todo el día.

Así ahorramos en comida, bebida y tiempo, ya que cerca de las playas del Palma de Mallorca no hay nada para poder salir del paso si tenemos sed o hambre.

Si vas en pleno verano, no olvides sumar hielo a las compras. Es necesario para poder tener todo fresco y no correr riesgos.

 

Un paseo por el Paraíso:

Las playas de Mallorca nada tienen que envidiarle al Caribe y sus aguas cálidas. Eso fue algo que realmente me sorprendió: cada playa que conocimos, me pareció más hermosa y espectacular que la anterior.

Cala Formentor:

En el Municipio de PollenÇa, a unos 55 minutos en auto de Palma, se encuentra Cala Formentor; la joyita de Mallorca, sin duda alguna. Si bien para llegar a esta playa hay que atravesar un camino bastante empinado en la montaña, una vez en este paraíso, toda esa adrenalina previa vale la pena.

En Formentor se pueden alquilar sombrillas para pasar el día o bien hacer uso del espacio público y disfrutar sin problema. Como hay mucha vegetación, estar al sol no es un gran problema. El agua es super transparente, calma y a una temperatura ideal.

Cala de Sant VicenÇ:

Desde Formentor, es muy fácil llegar a esta pequeña playa. Sant VicenÇ está a unos 25 minutos en auto de Formentor y luego de estacionar el auto, es muy directo el acceso para disfrutar de esta belleza.

Esta playa es particular: a diferencia de la arena en Formentor, Sant VicenÇ está conformada por piedras y hay que tener un poco más de cuidado al caminar y al meterse al mar. Aquí pudimos disfrutar de nadar y hacer snorkel durante toda la tarde, ya que además es muchísimo menor el caudal de gente que hay en ella.

Una recomendación y dato importante a tener en cuenta: llevar equipo de snorkel aunque sea las antiparras, para poder vivir a pleno del mar Mediterráneo y sus encantos.

 

Cala del Moro:

Esta Cala se encuentra en el Municipio de Santayi, al este de Palma. Una vez estacionado el auto, hay que caminar unos 20 minutos más para poder llegar finalmente a destino.

Si bien el camino puede ser un poco pesado con el calor, vale cada paso que hay que dar.

En Cala del Moro tomamos dos caminos: el primero es para llegar a la playa. Aquí se puede disfrutar no solo de descansar y tomar un poco de sol, sino del mar Mediterráneo en su máximo esplendor. Además, con unas simples brazadas en el mar, se puede acceder a las cuevas que hay en la playa para disfrutar y pasar el día admirando la naturaleza.

La playa aquí es muy pequeña, por lo cual ir temprano para tener lugar no es una mala opción.

El segundo destino es para quienes tienen alma de aventureros y les gusta la adrenalina: desde las piedras podés realizar clavados al mar y disfrutar como un local.

Y si sos de los que prefieren observar cómo otros se divierten, hay opciones para estar un rato bajo frondosos árboles y disfrutar de ver el tiempo pasar (y a otros saltar!).

 

Cala Contesa:

Para poder disfrutar del último día en Palma sin tener que andar a las corridas y perdernos de la playa, elegimos quedarnos cerca del centro de la ciudad. La Cala Contesa es ideal para esto, ya que en aproximadamente media hora estábamos en el aeropuerto, con tiempo para devolver el auto, cambiarnos y hacer el check in del vuelo.

La playa, como en la mayoría que visitamos, no es muy grande. Pero lo que es inmenso es el mar y la vegetación que viste este hermoso lugar. Llegamos a la playa cerca del mediodía y encontramos un lugarcito ideal que mezclaba sol y sombra para poder descansar.

Los días de calor y el sol radiante te invitan a estar en el agua sin pensarlo demasiado, así que entre siesta y siesta a la sombra, nada mejor que nadar en el mar para recargar energías antes de continuar recorriendo Mallorca y su hermosa ciudad.

 

Un paseo por el centro histórico:

Definitivamente hay que aprovechar una tardecita para recorrer el centro histórico de Palma, capital de la Isla de Mallorca. No solo para apreciar su belleza, sino también porque es un punto importante para poder disfrutar de la gastronomía española.

Además de miles de bares frente al Mediterráneo, el casco histórico de Palma nos invita a transitar y perdernos por sus callecitas empedradas.

En estas largas caminatas nos vamos a encontrar con la mayoría de los atractivos turísticos de la ciudad: Iglesias Góticas, plazas y patios interiores adornan la capital de Mallorca. Hay, también museos y mucho arte urbano, algo que particularmente me gustó retratar mientras paseaba por esta pintoresca ciudad.

En la década del 70, se creó un lago artificial, denominado Parc de la Mar, que rodea los muros de la catedral La Seu, ahora el Real Palacio de la Almudaina, donde reside la monarquía actual.

Otro punto turístico de interés es el Castillo de Bellver, una fortaleza de planta redonda con una vista panorámica inigualable.

Las diferentes culturas que se asentaron en Mallorca, romanos, moros y cristianos están presentes en cada uno en los diferentes puntos y callecitas de la ciudad.

 

Instagram: @vidaenviajee

Facebook: vidaenviajee

Blog: www.vidaenviajee.com.ar

628 Lectores
Comparte esta nota:

Comenta si lo deseas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *