Copenhague: qué visitar más allá del centro.

Copenhague: qué visitar más allá del centro.

Hay muchos puntos interesantes en los alrededores de Copenhague.
Más allá del centro turístico y atrapante que tiene la ciudad, si nos alejamos un poquito en tren podemos descubrir destinos increíbles para pasar el día.

 

Klampenborg

Esta ciudad se encuentra al norte de Copenhague. Con la línea C y F de trenes se llega perfectamente, y al bajarte podés disfrutar de actividades para hacer en un solo lugar.

Al salir de la estación se encuentra la playa, que si tenés la suerte que tuve yo de toparme con un verano atípico en Dinamarca, es una salida prácticamente obligatoria para refrescarte y descansar de la ciudad. Esta es mi playa favorita, ya que el agua es mucho más limpia y transparente, es muy amplia y sobre todo tranquila. Al salir de la playa está Bakken y Dyrehaven, dos atracciones – desde mi punto de vista – imperdibles.

Bakken es el parque de diversiones más antiguo del mundo. La entrada a sus jardines – a diferencia del Tívoli – es libre y gratuita, y es un lugar hermoso y divertido para pasar la tarde (y por qué no, todo un dia). Hay una gran oferta gastronómica: cafeterías, dulces, bares y restaurantes adornan el parque, y obviamente juegos y diversión asegurada. En las tardes de verano, además, hay shows y espectáculos musicales.

Saliendo del Bakken podemos ir en bicicleta a recorrer el Parque de los Ciervos – su nombre en danés es Dyrehaven – y funciona desde 1756 como un área de descanso alejada de la ciudad. Acá, además de deslumbrarte con la vista y la belleza de la naturaleza, se encuentran más de 3.000 ciervos que en total libertad. Lo más lindo de ir para el norte es esto: salir con la bici a recorrer el parque y sentarte a mirar a estos hermosos e increibles animales.

 

Dos destinos para conocer un poco más de la historia danesa

Elsinor

Elsinor es un destino bellísimo a sólo 30 minutos en tren desde el centro de Copenhague. Un pueblo que esconde un valor histórico, que merece la pena visitar. Desde aquí hay unos 20 minutos en barco a Helsingborg – Suecia, y se puede ver con bastante nitidez los edificios de la vecina de enfrente.

Además, aquí se encuentra el Castillo de Kronborg, protagonista de la mítica historia de Hamlet. El castillo fue construido en 1585, pero existía como fortaleza desde 1420; otra razón más para entrar y visitar este precioso lugar.

La peatonal de la ciudad es digna de ser caminada, cuenta con muchos bares y negocios locales para entrar y visitar, así como hermosas y estrechas callecitas que te invitan a caminar y perderse durante todo el dia recorriendola.

Roskilde

Esta joyita se encuentra a sólo 30 km del centro de Copenhague, y después de haberla visitado ya 2 veces, sigo con ganas de pasar un rato más allá.

Roskilde es conocida como la Capital Vikinga, que guarda en ella una hermosa catedral, museo de historia vikinga y un festival de música internacional que cada verano lleva miles de personas y artistas. La catedral se encuentra en el centro del pueblo. Es un enorme edificio construido en el siglo XII, donde descansan los restos de la familia Real Danesa.  Para ingresar hay que abonar solo 40 coronas (US$ 6).

Alejándonos unos 10 minutos a pie del pueblo, podemos ver el fiordo donde está el museo de barcos vikingos. Esta para mi es la atracción más dinámica de Roskilde. No solo para entender y conocer sobre los orígenes del país, sino para además navegar en un barco nórdico y vivir una experiencia única y alucinante.

 

Instagram: @vidaenviajee

Facebook: vidaenviajee

Blog: www.vidaenviajee.com.ar

325 Lectores
Comparte esta nota:

Un comentario

Comenta si lo deseas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *