Un paraíso llamado Maldivas.

Un paraíso llamado Maldivas.

Islas Maldivas es ese objeto deseo que todos anhelamos. Llegar allí puede ser una odisea, pero bien vale la pena el esfuerzo para descubrir este pequeño paraíso en el Océano Índico. 

 

Maldivas se encuentra en el océano Indico, a 450 km de la India. Es el país menos poblado de Asia y está constituido por 1.200 islas protegidas por 26 atolones. Desde el aire uno puede comprender el significado de atolón, un anillo de corales que encierra islas de arena y vegetación que no supera el metro de alto.

Su población actual llega a 1.200.000 personas y su capital e isla más poblada es Malé. Allí se encuentra el aeropuerto internacional. Al arribar a este maravilloso destino, uno se da cuenta de que puede vivir experiencias inigualables e únicas!

Normalmente, en la mayoría de los países, al llegar al aeropuerto nos espera un bus para trasladarnos a nuestro hotel, pues aquí no: los traslados se hacen en hidroavión o en lanchas hacia los diferentes hoteles. Esto ya nos hace sentir que llegamos a un destino muy exclusivo y distinto.

Los hidroaviones son pequeños, normalmente de 10 plazas, y vuelan sobre el maravilloso océano Índico, lo que permite disfrutar de los diversos colores del mar, desde el azul oscuro hasta un turquesa que encandila. Además, desde el avión se perciben claramente los anillos blancos de los corales, bancos de arena, algas verdes y moradas y hasta divisé un grupo de rayas.

En Maldivas, la hotelería es realmente de lujo. Cada resort ofrece un entorno paradisíaco con la posibilidad de alojarnos en un bungalow sobre el agua, disfrutar de una exclusiva playa privada y su gran tranquilidad. El mundo aquí parece llevar otro ritmo, nos invita a relajarnos y contactarnos con una naturaleza inigualable.

La estancia aquí, para los que nos gusta el mar, es puro placer. Porque podemos pasar el día descansando y disfrutando del lugar o eligiendo entre una gran variedad de actividades acuáticas: snorkel, kayak, paddle board, buceo, navegación, entre muchas otras.

La gastronomía en cada hotel es excelente y su gente, sumamente amable y hospitalaria. El idioma que se habla es el maldivo, pero la realidad es que casi todos sus habitantes hablan inglés, principalmente por el turismo y porque fue colonia británica hasta el año 65.

Puedo decir que este país cuenta con una de las mejores políticas ambientales. La región tiene la mayor biodiversidad marina, como el tiburón ballena o las rayas gigantes.

Además, allí se puede disfrutar de un fenómeno de bioluminiscencia muy particular que solo se da en Maldivas y en Puerto Rico, por el cual el océano se vuelve un mar de estrellas inigualable!

Malé no es muy grande, por lo que se la puede recorrer perfectamente en medio día. Un paseo por ella nos permite hacernos una idea de cómo es la vida de los habitantes de la isla. Esta es la mejor forma de conocer realmente el país fuera del paraíso de los resorts.

Lo mejor es dejarse perder por sus calles, visitar el Museo Nacional, el Palacio del Pueblo, la Universidad, alguna mezquita. La zona del embarcadero es la más turística y donde podemos encontrar gran variedad de tiendas de souvenires.

Estando en Maldivas, podemos decir realmente que nos encontramos en el paraíso! Es la concreción de aquella imagen abstracta que tenemos en nuestra mente. Destino único desde la llegada hasta la partida, exclusivo, inigualable y con maravillosas puestas de sol, de las más increíbles y emotivas en el mundo!

 

www.tachadelalista.com

instagram: @sofimprado

508 Lectores
Comparte esta nota:

Comenta si lo deseas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *