Toledo en un día: Guía para no perderse nada!

Toledo en un día: Guía para no perderse nada!

¿Qué ver en una visita a Toledo, España? Aquí te mostraré cómo puedes hacer tu visita a esta hermosa ciudad medieval en un día y no perderte de nada.

 

Qué tiene Toledo que enamora?

Toledo es una ciudad que te enamora desde que estás llegando, pues sientes como si arribarás a un mundo totalmente nuevo o, más bien, como si volvieras al pasado.

Su arquitectura es una maravilla, sus hermosas y empedradas calles, sus iglesias gigantes hacen que pasear por ella sea un verdadero placer.

Y gracias a esa arquitectura y a la historia que encierra, Toledo ha sido nombrada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Toledo es conocida como la ciudad de las tres culturas, ya que romanos, musulmanes y  judíos dejaron influencia de su historia, cultura y arquitectura, por eso hay mucho que ver en Toledo.

 

Historia de Toledo

Toledo tiene una larga historia, ya que era una pequeña ciudad romana que se convirtió por primera vez en la capital del Reino visigodo, luego fue una fortaleza del Emirato de Córdoba, una avanzada de los reinos cristianos que luchaban contra los moros y, en el siglo XVI, la capital de los españoles.

Las principales atracciones en Toledo son su impresionante Alcázar, sus numerosas iglesias y sus museos y sus antiguas y, en muchos casos, estrechas calles.

Visitar esta ciudad es un requisito para los amantes de la historia, donde además se pueden degustar los más deliciosos platos de comida, pues la gastronomía en esta ciudad es una delicia.

Hay que tener en cuenta que, debido a ser un destino turístico ampliamente conocido, siempre hay gran cantidad de turistas en sus calles, pero vale la pena porque hay mucho que ver en Toledo.

 

¿Cuánto tiempo pasar en Toledo?

Al igual que Segovia, Toledo suele destacarse por ser uno de los mejores planes de viajes de un día desde Madrid.

En un paseo a esta bella ciudad podrás visitar los lugares más importantes. Un día completo aquí será suficiente para ver la mayor parte de la ciudad y tener una buena idea del lugar. Aunque una estadía de varios días te permitiría una visita más profunda.

Si te quedas de un día para otro, podrás disfrutar del atardecer que es precioso y realizar algunos de las siguientes excursiones nocturnas que son fascinantes:

 

– Tour nocturno por el Toledo de los templarios:

Nobles guerreros, misteriosos, secretos, esotéricos… en este tour trataremos en exclusiva una de las ordenes más famosas de la historia ¡Descubre a los templarios a su paso por Toledo!

– Tour nocturno por el Toledo misterioso:

Magia negra, brujería, fenómenos paranormales, calles tenebrosas, mazmorras, casas encantadas… deja a tu sexto sentido indagar en las historias del más allá.

En cuanto a las comidas, te recomiendo reservarlas temprano, ya que suele haber bastante aglomeración en los restaurantes.

 

 

Cómo llegar a Toledo desde Madrid

La mejor manera de llegar a Toledo desde Madrid es en tren. Las dos ciudades están conectadas por trenes frecuentes y eficientes que parten desde la estación de Madrid Puerta de Atocha.

En tren

Llegar de Madrid a Toledo en tren es fácil: los trenes frecuentes conectan Madrid Puerta de Atocha con Toledo y los boletos se pueden comprar en línea en el sitio web de renfe o en la estación. El viaje dura unos 35-40 minutos y los trenes están limpios y bien conservados.

Toledo está ubicado en una colina y la estación de tren está justo en su parte inferior.

La caminata hasta el centro de la ciudad no es larga (unos diez minutos) pero si un poco empinada, así que si deseas puedes tomar un bus o un taxi que te dejará justo al lado del Alcázar, el concurrido centro de la ciudad.

En coche

La ubicación en la colina de Toledo significa que el acceso del automóvil está estrictamente regulado y, en general, es difícil. Los lugares de estacionamiento se encuentran fuera del centro de la ciudad y tienden a llenarse rápidamente. Es recomendable llegar a la ciudad temprano en la mañana para encontrar un buen sitio de parqueo.

En excursión de un día

Hay varias empresas organizan traslados o excursiones guiadas de un día desde Madrid a Toledo.

 

Tour gratis por Toledo

Pero si prefieres visitar la ciudad a tu propio ritmo, es muy fácil hacerlo. Además podrás recorrerla a tu gusto, sin necesidad de ceñirte a un guía.

Si escoges esta opción, de igual forma te recomiendo hacer el tour gratis para tener una idea de las cosas más importantes de la ciudad y luego recorrerlas en detalle. Este free tour tiene una duración de aproximadamente una hora.

Puedes reservarlo en el siguiente enlace Tour gratis y tú decides qué propina dar al guía de acuerdo al servicio recibido, te lo recomiendo mucho ya que mientras vas haciendo el recorrido el guía va contando todo acerca de la historia de cada lugar.

Puedes obtener mapas detallados de Toledo en la estación de tren y todas las atracciones están bien señalizadas y tienen buenos anuncios de información en español e inglés.

Si quieres entender mejor el arte y la historia de la ciudad, unirte a una gira local es, a mi parecer, la mejor opción.

Qué ver en Toledo en un día

En cuanto a tamaño, Toledo es pequeño y es posible caminar de un lado a otro del pueblo en cuestión de minutos.

A pesar de esto, la concentración de edificios y atracciones es muy alta y si bien un día completo en la ciudad será suficiente para sentir que se ha explorado la ciudad, es probable que quedes con ganas de más.

Entre las muchas cosas que hacer en Toledo, estas son mis atracciones imperdibles en Toledo:

– Plaza Zocodover

La Plaza de Zocodover es la plaza por excelencia de concentración de turistas, una plaza muy bonita, llena de alegría y mucho movimiento, donde puedes tomar un café o disfrutar un helado, aunque los precios no son los más económicos.

– Museo de Santa Cruz

Es el antiguo hospital de Toledo, construido en el siglo XVI, obra maestra del Renacimiento español.

En el interior de este edificio en forma de cruz griega, podrás ver el claustro, la escalera del arquitecto de Covarrubias y las colecciones del museo sobre la arqueología romana, visigoda, árabe y mudéjar; la colección de Bellas Artes con pintura toledana y obras de El Greco; y la de Artes Industriales con artesanía local como forja o cerámica. Como ves, este museo recorre siglos de historia de España y además, realiza exhibiciones temporales de artistas contemporáneos.

Iglesia de San Ildefonso, la Iglesia de El Salvador y el Monasterio de San Juan de los Reyes, tres monumentos imprescindibles de Toledo.

-El Alcázar de Toledo

Es la fortaleza que construyeron los árabes para defender la ciudad hacia el siglo III DC, con una arquitectura extraordinaria, aprovechando además su excelente ubicación en una de las colinas más altas del casco antiguo. Años después fue reconstruida y ampliada hasta lograr la fachada que tiene actualmente desde el siglo XVI.

De esta manera, aunque en un inicio se construyó para la defensa del territorio, posteriormente sirvió como residencia de la monarquía española.

En el alcázar se encuentra el museo del ejército y la Biblioteca Regional de Castilla-La Mancha, si vas un día domingo puedes ingresar gratis, de lo contrario pagarás una módica suma.

– Catedral del Toledo

Toledo tiene una magnífica y grandiosa catedral, construida en estilo gótico y considerada una de las estructuras góticas más grandes de toda Europa.

Su fachada es asombrosa, pero es su interior lo que realmente se lleva toda la atención son un increíble altar barroco y dos pinturas de El Greco.

Asegúrate de ingresar desde la puerta principal para acceder al área del edificio abierta para los turistas.

La construcción de la Catedral de Toledo sucedió a lo largo de muchos siglos a partir del año 1227. El edificio originalmente establecido en este lugar, en el siglo VI, era una iglesia visigoda que luego se convirtió en una mezquita y tomó la forma de hoy en día.

La catedral está rodeada de calles estrechas y, a pesar de su tamaño e importancia, no es inmediatamente visible para los transeúntes: la calle pequeña y la construcción de algún modo oscurecen su fachada, pero esto solo aumenta el asombroso efecto que el visitante experimenta al ingresar.

La catedral mide 120 m de largo y 60 m de ancho; contiene 5 naves apoyadas por 88 pilares y cuenta 72 bóvedas, además de albergar uno de los coros más elaborados de Europa. El ingreso tiene costo.

En esta área también podrás conocer el ayuntamiento, el palacio arzobispal y el palacio de justicia.

– Iglesia de Santo Tomé

Esta iglesia tiene gran importancia por cuanto contiene el famoso cuadro de El Greco “El Entierro del Conde de Orgaz”.

Podrás recorrerla a tu gusto y contemplar la obra del artista. El ingreso tiene un costo muy asequible.

Pero si quieres conocer a profundidad la obra de este artista, te recomiendo ir mejor a su museo. cuyo ingreso tiene un precio similar.

– Museo de El Greco.

Aquí podrás contemplar gran parte de obras del artista, así como una trayectoria de su vida y su paso por Toledo.

Este edificio data de principio del siglo XX, así que es prácticamente nuevo comparado con el resto de edificaciones de esta ciudad.

El  marqués de la Vega-Inclán, fue uno de los primeros defensores de la recuperación del arte de El Greco.

El valor del tiquete cubre también la entrada a la Sinagoga del Tránsito.

– El Barrio Judío

Fue el área donde se alojó la mayor parte del pueblo judío durante el gobierno moro, allí trabajaban, cuidaban de sus familias y practicaban su religión.

– Calles de Toledo

Esta área aún se conserva con el paso de los años y hoy en día está en exhibición para los turistas.

Caminar por esta zona es muy agradable pues se puede observar una hermosa arquitectura.

– Santa María la Blanca

Una edificación hermosa, con una historia impresionante, pues se cree que es la sinagoga donde los judíos llegaron en el siglo I, después de la destrucción del templo en Jerusalén por el ejército romano, y fue construida por arquitectos islámicos para el uso de la comunidad judía bajo el Reino cristiano de Castilla, en 1880.

En la actualidad es propiedad y está preservada por la iglesia católica, que la convirtió en templo, su decoración es principalmente blanca y dorada con muchas columnas y arcos, supremamente bonita.

– Sinagoga del tránsito

Otro increíble edificio ubicado en la parte judía de la ciudad de Toledo es esta Sinagoga que fue construida en 1356 y funciona hoy en día como museo.

Es uno de esos edificios que parecen diseñados para sorprender al visitante: su exterior es impresionante, mientras que el interior tiene obras de arte de estuco que te dejarán fascinado.

Tiene una sala de oración principal y, junto a ella, el museo Sefardi, que cuenta la historia de la comunidad judía en España.

El acceso a la sinagoga y al museo es gratuito, así que no puedes perderte de hacer esta visita.

– Monasterio de San Juan de los Reyes

Los reyes católicos ordenaron construir este monasterio en acción de gracias por la victoria en la batalla de Toro de 1476.

Este monasterio franciscano tiene influencias arquitectónicas góticas y mudéjares y fue el lugar donde reposaron los restos de los reyes católicos hasta que décadas después, tras leer su testamento, se dispuso trasladarlos a Granada por orden de la reina.

– El puente de Alcántara

Fue construido entre los años 105 y 106 dC por el arquitecto romano Cayo Iulio Lacer,  por lo cual claramente se puede observar la arquitectura romana y ha sido una de las obras de ingeniería más importantes de la Hispania romana.

Tiene una longitud de 214 metros sobre el río Tajo. Está apoyado sobre cinco pilares de diferentes alturas que se adaptan al terreno y se encuentra cruzando el desfiladero de la colina de Toledo, en una ubicación increíble para observar la vista de la ciudad de una manera fascinante, así como el alcázar donde podemos darnos cuenta de la belleza de esta edificación.

– Puerta de la Bisagra

La Puerta de la Bisagra era el punto de acceso al casco histórico de Toledo, aprovechando las murallas que la rodeaban.

Se construyó para conmemorar la victoria de Carlos I sobre los Comuneros de Castilla y recibirle por todo lo alto a su llegada.

A partir de este lugar, se respira historia y cultura en cada paso.

 

Otros lugares que vale la pena ver en Toledo

Aquí se han detallado tan solo algunos de los sitios que ver en Toledo, que a mi parecer (en función de mi visita a esta espectacular ciudad) son las que más llaman la atención.

Pero hay mucho más que ver en Toledo como el Hospital de Tavera, la mezquita de Bab al –Madrum, las Cuevas de hércules, el Taller del moro , entre otros.

 

Recuerdos típicos de Toledo

Al andar entre sus calles, te encontrarás con una gran cantidad de tiendas con artesanías típicas de la zona. La artesanía toledana cuenta con reconocimiento mundial, con productos hechos a mano que se han transmitido de generación en generación.

Tiendas de artesanías – El Quijote

Entre los productos que encontrarás están: El damasquinado, la espadería y la madera, así como la cerámica y el forjado. También encontrarás muchos artículos de El quijote, ya que la ruta de Don Quijote pasa por esta ciudad.

 

Recomendaciones:

Ir con zapatos y ropa cómoda pues hay bastante por caminar.

La mayoría de los sitios que tienen costo, el mismo oscila entre los 2 y 10 euros.

Para comer, la zona de Plaza Zocodover es la más costosa, por lo que es recomendable buscar otros sitios más alejados.

No olvides visitar las tiendas de artesanías, pues se encuentran unos recuerdos muy bonitos.

 

www.viajeranomochilera.com

Instagram: @viajeranomochilera

Facebook: viajeranomochilera

98 Lectores

También puede interesarte

Comparte esta nota:

Comenta si lo deseas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *